Publicado 18/09/2022 20:41

AMP.- Colombia.- Gobierno y disidencias de las FARC mantienen una reunión exploratoria para lograr la "paz total"

Figuras políticas de Colombia critica el encuentro de miembros del gobierno con disidentes de las FARC

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Representantes del Gobierno de Colombia y de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han mantenido este sábado una reunión exploratoria con presencia de la ONU y Noruega con vistas a abrir un proceso de paz con el objetivo declarado de lograr la "paz total".

La cita se produjo en Caquetá y busca "valorar la posibilidad de iniciar diálogos en el marco de lo que se ha definido como Paz Total", según un documento resultado de la reunión que recoge la emisora pública RNC.

En el encuentro estuvo el alto comisionado para la Paz del Gobierno colombiano, Iván Danilo Rueda, así como delegados de las FARC-EP y además de observadores internacionales de Noruega y la Misión II de la ONU en Colombia.

Rueda ha presentado en la reunión el concepto de paz total, el marco jurídico y constitucional que lo sustenta, así como de la política del Gobierno nacional en este tema. Ambas partes expresaron su disposición y necesidad "de que estos diálogos están ambientados por un cese al fuego bilateral, cuya ejecución deberá ser verificada" y que este, debe ser el primer paso para un segundo acercamiento en los diálogos.

Firman el comunicado por el Gobierno el Alto Comisionado para la Paz, Iván Danilo Rueda, y por parte de las FARC Calarcá Córdoba, Alfonso 45, Ermes Tovar y Erikca Castro en nombre del Estado Mayor Conjunto. Los garantes internacionales fueron Dag Nagoda, en representación del Gobierno noruego, y Raúl Rosende, de Naciones Unidas.

Las disidencias de las FARC se desmarcaron del acuerdo de paz firmado por el Estado y la guerrilla en 2016 y cuentan con figuras históricas de la milicia insurgente como 'Iván Márquez'.

CRÍTICAS A LA REUNIÓN

Este acercamiento del Gobierno con las disidencias de las FARC ha despertado las críticas de los sectores opositores a Petro, pues consideran que quienes firmaron los Acuerdos de Paz de 2016 no deben tener beneficios políticos, sino que se deben someter a la Justicia.

Uno de los principales críticos con esta reunión es el que fuera ministro del Interior durante el gobierno de Juan Manuel Santos, Juan Fernando Cristo, quien considera "muy positivos y necesarios" los esfuerzos de Petro por alcanzar la paz, pero pide marcar diferencias entre grupos políticos y guerrilleros.

"Hay que establecer claras diferencias entre la negociación de un grupo de origen político como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que ojalá cuanto antes se siente en la mesa de negociaciones con el Gobierno, y otra muy distinta son los disidentes de las FARC", ha dicho, según recoge Caracol Radio.

Según Cristo, aquellos firmantes del acuerdo que no cumplieron con lo pactado y volvieron a delinquir solo queda la salida de ser juzgados por la Justicia ordinaria. "Sería muy mal mensaje para la sociedad y para aquellos que están pensando en dejar las armas y negociar con el Estado. Hay que castigar a quienes incumplieron el acuerdo", ha zanjado.

Por su parte, el exsenador Carlos Fernando Galán ha recordado que las disidencias de las FARC "traicionaron a la sociedad y al Estado colombiano al reincidir en la delincuencia".

En la misma línea, el exnegociador de los Acuerdos de Paz, Humberto de la Calle, ya criticó la pasada semana la posibilidad de que Luciano Marín Arango, alias 'Iván Márquez', ex 'número dos' de las FARC, pudiera participar en el diálogo. "'Iván Márquez' y la llamada 'Segunda Marquetalia', ya tuvieron su oportunidad y fallaron. Solo les queda el sometimiento", señaló.

Por otro lado, desde el Partido Comunes, fundado tras los Acuerdos de Paz por exintegrantes de las FARC, han incidido en que "el diálogo es el camino", con loque han acogido con satisfacción la apertura del diálogo entre el Gobierno y aquellos miembros de la guerrilla que no se adhirieron a los acuerdos.

Contador