Publicado 27/03/2024 01:08

O.Próximo.- Colombia denuncia que Israel "tergiversa" su posición en defensa de la resolución de alto el fuego en Gaza

El ministro de Exteriores de Israel, Israel Katz
El ministro de Exteriores de Israel, Israel Katz - Europa Press/Contacto/Lev Radin

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Colombia ha denunciado este martes que Israel "tergiversa" su posición en defensa de la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas reclamando un alto el fuego en la Franja de Gaza, después de que el presidente colombiano, Gustavo Petro, abogara por romper relaciones diplomáticas con las autoridades israelíes en el caso de que no cumpla el fallo.

Tras las declaraciones de Petro, el ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, acusó al dirigente colombiano de connivencia con "los asesinos de Hamás" y sus "crímenes", asegurando que dicho "apoyo" es una vergüenza para el pueblo colombiano".

El Ministerio de Exteriores de Colombia ha rechazado "enfáticamente" la declaración de Katz sobre la posición adoptada, en consonancia con su llamamiento al respeto al Derecho Internacional y condenando "directamente" las violaciones de Derechos Humanos.

"La posición de Colombia no puede ser tergiversada como apoyo al terrorismo sino todo lo contrario, un llamamiento a seguir los mandatos de la Carta y la comunidad internacional expresada en la resolución adoptada por el Consejo de Seguridad", reza un comunicado.

Asimismo, ha reiterado su respaldo "a la decisión tomada por el Consejo de Seguridad, que exige un alto al fuego durante Ramadán que conduzca a un alto al fuego sostenido, el acceso sin barreras a ayuda humanitaria, la protección de la población civil y la liberación de los rehenes". También ha subrayado que "las acciones en contra de la población civil y sobre bienes protegidos deben cesar".

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por primera vez en seis meses --desde que comenzó los ataques de Hamás contra territorio israelí y la consecuente ofensiva sobre Gaza que ha dejado más de 32.400 muertos-- una resolución de alto el fuego, tras anteriores vetos de Estados Unidos, que en esta ocasión se ha abstenido, provocando el enfado del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Contador