Publicado 19/09/2022 08:10

Carlos Alcaraz: "No tiene sentido compararme con el 'Big 3', tengo que seguir mi camino"

Carlos Alcaraz of Spain attends his press conference to announce BMW as his sponsor at the BMW building on September 19, 2022, in Madrid, Spain.
Carlos Alcaraz of Spain attends his press conference to announce BMW as his sponsor at the BMW building on September 19, 2022, in Madrid, Spain. - Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa Press

"Aún no hemos asimilado lo que ha pasado, no me he parado a pensar qué he hecho y qué hay que mejorar de cara al futuro"

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Carlos Alcaraz recalcó este lunes que "no tiene sentido" compararse en este momento con el denominado 'Big 3', el grupo que forman Rafa Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer, y que él debe seguir su "camino", marcado por la necesidad de continuar "evolucionando" en su juego después cosechar su primer 'Grand Slam' y el número uno en el US Open, algo que todavía no ha "asimilado".

"No ha sido una presión para mí el pensar que estoy logrando cosas o que son mejores que las del 'Big 3' cuando tenían 19 años. Yo disfruto jugando al tenis y gracias a eso cuando realmente juego bien y vienen los resultados", apuntó Alcaraz tras un acto con BMW, uno de sus patrocinadores.

El de El Palmar recordó que saca "una sonrisa cuando las cosas van mal" y ahora no le presta "mucha atención" a estas comparaciones. "Ellos llevan 20 años jugando y lo han ganado todo, no tiene sentido (compararme), tengo que seguir mi camino", advirtió.

Y este recorrido pasa porque "siempre hay que mejorar día tras día". "Tienes que superarte a ti mismo y ahí sí me comparo con el 'Big 3'. Ellos siempre han buscado la manera de ser mejores y hay que ir evolucionando porque el tenis de hoy no va a ser el mismo que el de mañana", indicó el murciano.

"Yo quiero mejorar en todo, nadie es perfecto y nunca lo vas a ser. No te puedes estancar en nada y debes ser ambicioso, hay muchos tenistas que están trabajando igual que tú para tratar de superarte. Tienes que seguir trabajando", añadió Alcaraz.

Ahora, como número uno del mundo, ha notado que ha mejorado "en la confianza". "Notaba mucha confianza esta semana en la Davis en mí mismo, estaba muy seguro de mis golpes. Mis rivales antes me veían como el joven que tiraba para arriba y podían tener la presión de no querer perder y jugaban un poco peor, pero ahora me ven como uno que esta ahí arriba y entran sin presión. Creo que estar por detrás les motiva y creo que contra mí juegan bastante bien", subrayó.

"NO ME HE PARADO A PENSAR QUÉ HE HECHO"

El tenista español reiteró que siempre soñó "con ser número uno del mundo y ganar 'grandes'". "Ahora toca seguir soñando, ganando 'Grand Slams', torneos, estar el máximo tiempo posible entre los mejores y la máximas semanas posibles en el número uno", recalcó.

En este sentido, celebró tener a su lado a Juan Carlos Ferrero, que ya vivió esa situación en 2003. "Es muy importante para mí, ha vivido todo lo que estoy viviendo y es mas fácil que me dé consejos y también superimpotante", expresó.

"Aún no hemos asimilado lo que ha pasado, no me he parado a pensar qué he hecho y qué hay que mejorar de cara al futuro, toca seguir trabajando para mantenernos ahí el máximo tiempo posible, pero, claro, vamos a intentar superar a Juan Carlos (en semanas como número uno)", agregó con una sonrisa.

El español tiene previsto jugar ahora en Astaná, Basilea, el Masters 1.000 de París y las Finales de ATP y de la Copa Davis. Descartó estar esta semana en la Copa Laver, pese a que "se habló y se pensó", pero finalmente pesaron "los motivos deportivos" y "pensar en un futuro".

Esto le privará de poder reunirse con uno de sus ídolos, el suizo Roger Federer, que la semana pasada anunció su retirada tras esta competición por equipos. "Es talento puro, clase, elegancia. También ha durado tanto por cómo juega y se mueve, parece que no se exige. Leí el otro día que no se ha retirado en ningún partido y yo ya lo hizo en uno el año pasado", destacó.

"Es un regalo que nos han traído a los aficionados del deporte y estoy orgulloso de haberle visto y de aprender de él, es uno de mis ídolos y ojalá yo pueda durar lo que él. Me conformo con una cuarta parte de lo que ha ganado. No va a poder ser (el jugar con Federer), pero mejor así que haberme ido con una derrota", remarcó con una sonrisa.

AUGURA "UNA RIVALIDAD MUY BONITA" CON JANNIK SINNER

Federer y Nadal marcaron una época con sus enfrentamientos y Alcaraz cree que va a tener algo parecido con el italiano Jannik Sinner, con el que espera "una rivalidad muy bonita". "Nuestros partidos son dignos de ver, ya lo hemos demostrado. Va a haber grandes partidos, en grandes estadios y con grandes momentos. Como Rafa y Roger, creo que Jannik y yo vamos a tener esa rivalidad", auguró.

El número uno del mundo insistió en que ha trabajado "mucho día tras día" y que el "poner el cien por cien" le ha preparado "para esos momentos" que está viviendo en la pista y en su carrera. "Cuesta mantener exigencia todo el año, pero mi juventud la tengo que aprovechar. Siempre he querido estar con esa gente que he visto de pequeño y no me supone ningún sacrificio", advirtió un Alcaraz que lleva "bastante bien y con normalidad" su popularidad. "Me agrada saber que mucha gente me apoya, eso me transmite tranquilidad", resaltó.

Para el murciano, "es increíble" haber alcanzado "tan pronto" algunas de sus "metas", y dejó claro que le están aconsejando que todo es fruto de "un camino de hace mucho tiempo" y que sea "humilde". "Mi equipo y mi familia me dicen que no se me suban los resultados, que sepa de dónde vengo, ese es el mejor consejo que me han dado", detalló el tenista, que sabe que "primero hay que ser persona y luego deportista" y que desea la gente le vea "como buena persona y con valores".

Alcaraz no se olvidó de sus padres, que "ahí están siempre pico y palo" y que son los que "más se han sacrificado" por él. "Les he hecho perder muchos planes", puntualizó el campeón del US Open que se ve "un chico muy sencillo", cuyo "mejor plan" fuera del tenis es quedar con sus amigos.

"El tenis es mi vida y me encanta jugar, la mayor parte de los días no es ningún esfuerzo, y en los que no te apetece es cuando hay que echarle más ganas y actitud porque suman el doble. Cuando te saturas ayuda mucho desconectar del tenis", prosiguió el de El Palmar que ya tiene "muchas ganas de llegar a casa" para poder "disfrutar" con su familia y amigos de forma más calma. "Tengo ganas de ver a todo el mundo de mi pueblo para darles las gracias por quererme tanto", sentenció.

Contador