Publicado 19/09/2022 06:13

China almacena en ADN imágenes de antiguos murales de grutas

Arquitectura del estilo de la dinastía T'ang, de un fresco de las Gritas de Mogao que describe la tierra budista
Arquitectura del estilo de la dinastía T'ang, de un fresco de las Gritas de Mogao que describe la tierra budista - WIKIPEDIA

   MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El ADN, la estructura natural que ha evolucionado para codificar información biológica, puede modificarse artificialmente para convertirlo en un "museo digital" minúsculo y duradero.

   Un equipo de científicos chinos cifró 10 imágenes digitales de los murales de Dunhuang en 210.000 hebras de ADN a través de las secuencias de nucleótidos en un archivo comprimido de 6,8 MB, y se pueden recuperar con precisión de una muestra gravemente dañada que ha sido tratada a 70 grados centígrados durante 70 días, informa Xinhua.

   La ciudad de Dunhuang, en la provincia de Gansu, en el noroeste de China, alberga las Grutas de Mogao, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que albergan una vasta colección de obras de arte budistas, incluidos unos 45.000 metros cuadrados de murales.

   El almacenamiento de datos de ADN es una tecnología en rápido desarrollo debido a su alta densidad, durabilidad a largo plazo y bajo costo de mantenimiento. Sin embargo, los errores que a menudo surgen de la codificación in vitro siguen siendo un desafío técnico importante para esta tecnología.

   El equipo de investigadores dirigido por Yuan Yingjin de la Universidad de Tianjin ha desarrollado un algoritmo de ensamblaje de cadenas propenso a errores que permite a los curadores de murales recuperar datos con precisión de soluciones de ADN conservadas a 9,4 grados centígrados sin ninguna protección durante unos 20.000 años.

   Establecieron la redundancia de hebras en un 7,8 %, lo que permite una recuperación de datos fiable cuando el decodificador recibe más del 95 % de las hebras, según el estudio publicado recientemente en la revista Nature Communications.

   Anteriormente, el equipo de Yuan diseñó un cromosoma artificial de levadura que codifica dos imágenes y un videoclip, y los hallazgos del estudio se publicaron en National Science Review en 2021.

   El último avance convierte al ADN en uno de los medios de memoria más sólidos que pueden ayudar a proteger y transmitir el patrimonio cultural, dijeron los investigadores.

Contador